El sábado 11 de junio se llevó a cabo una pintoresca protesta por parte de las organizaciones sociales y culturales pertenecientes al Mo.Cu.Li, incluyendo al Movimiento en Defensa de la Pachamama. Nuestra forma de protestar contra el proyecto de ordenanza, que busca regular el espacio público perjudicando a las organizaciones culturales y sociales, fue mostrando a la ciudadanía cómo nosotros hacemos uso del espacio público para que sean ellos quienes nos juzguen.

Ofrecimos un festival popular en el que cada organización perteneciente al Mo.Cu.Li. como la Biblioteca Rivadavia, Escobar en Lucha, La Máquina de Hacer Pájaros, Biblioteca Nuestra América, el Colectivo Cultural, entre otras, brindó un mini programa de actividades conjuntas en los que exposición de arte, música en vivo, teatro, talleres, juegos, payasos, malabares, etc. Logramos una buena respuesta por parte de la comunidad que nos acompañó, agradecemos a todas las personas que se interesaron en conocernos y lo hicimos de la única forma que sabemos hacer: brindando actividades culturales en la vía pública.

En primer lugar, las organizaciones no gubernamentales enmarcan en  “El derecho y la disposición de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público”. Esta definición también contempla a las organizaciones sociales y culturales que no ostenten la condición de tal pero que constituyen entidades de bien público ajustándose al marco civil regulatorio y bajo el amparo de la Constitución Nacional que, en su artículo 14º , contempla la libertad de reunión con fines útiles que constituye a su vez en un derecho humano de primera generación.

La cultura es mucho más que el conjunto de actividades artísticas o de vastos conocimientos (lo que se dice “tener cultura”). Estamos atravesados por la cultural que tiene un carácter universal, todas las sociedades tienen cultura, y hereditario porque la cultura se transmite, se reproduce, se enseña a las próximas generaciones y así fueron evolucionando costumbres y tradiciones como la música, las artes plásticas, el teatro, la lírica, la poesía, etc. Es importante que, para que la cultura fluya, tiene que haber un espacio en el cual transmitirse y, durante cientos de generaciones, ese espacio ha sido el espacio público por excelencia. Nosotros tenemos propuestas para aportar y que permitan que las organizaciones culturales puedan hacer uso del espacio público como siempre ha hecho la cultura durante milenios, siendo parte fundamental de las sociedades. Esperemos que nos tengan en cuenta.

zp8497586rq